Rigo Murillo y Esteban Ojeda Roban, Milena miente y ambos traicionan

La Charla editorial  por Jesús Leyva Murillo

  • Desde que llegó MORENA al Congreso de Estado se volvió un nido de sabandijas y botín de personas sin compromiso ciudadano, más que las de enriquecerse
  • ¿Por qué Milena defiende a Rigoberto y Esteban? ¿Será parte de estos negocios? Finalmente la presidenta de la Junta de Gobierno es la que firma las compras.
  • La complicidad también es un delito.

Desde que se han ventilado una serie de cínicos saqueos al erario público por parte de algunos integrantes del Congreso del Estado, todos ellos emanados de la alianza Juntos Haremos Historia (MORENA y PES) se han querido curar en salud los partícipes en estos truculentos desfalcos, faltando aquella máxima promesa de Andrés Manuel López Obrador de no robar, no mentir y no traicionar.

Como ya lo hemos venido publicando en monitorBCS.com primeramente el diputado Rigoberto Murillo Aguilar haciendo perdidizos 337 mil pesos que pidió como gasto a comprobar y que no pagó al proveedor; después cuando descubrimos el conflicto de interés en el que se ve envuelto el diputado Esteban Ojeda Ramírez al favorer en su calidad de secretario de la comisión de cuenta y administración a su cuñada quien es proveedora única de insumos de oficina y cómputo, y que a la fecha ha vendido 2 millones de pesos al poder legislativo.

No obstante el cinismo de las aclaraciones de ambos diputados, poco creíbles de este robo al erario público, la coordinadora de la fracción de MORENA y presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso estatal, Milena Quiroga, se la ha pasado justificando a ambos legisladores, lo que automáticamente la convierte en cómplice, puesto que en vez de emprender una investigación a la presunción del desfalco, se limita a decir qué hay documentos falsos, si estos fueran falsos, le comunico a la legisladora que fue el área de transparencia del Congreso, quien vía el ITAI los proporcionó, lo que hace aún más grave este conflicto.

Nosotros tenemos como medios de comunicación constancia de cada uno de los documentos obtenidos por transparencia y también le precido a la legisladora Milena, ya que lo ignora, que todo documentos en donde se utilizan recursos públicos con base a la Ley de Transparencia del Estado de Baja California Sur en su artículo 75, son de carácter público y no privado, no existen documentos confidenciales, como lo ha dicho en repetidas veces en entrevista la legisladora de Morena, que quiero pensar está mal asesorada, y no, es ésta una justificación absurda para proteger a sus compañeros legisladores.

Cabe recordar que Milena Quiroga también está metida hasta las manitas en este desfalco, porque aún sabiendo que existe un gasto a comprobar que se le entregó y recibió con su firma el diputado Rigoberto Murillo Aguilar, que luego de cuatro meses de haberlo solicitado, argumenta que no supo cuando se lo dieron y que posteriormente pagó con un supuesto préstamo del fondo de ahorro de los trabajadores, no lo exime del delito.

Tampoco, el desconocer que no sabía que Jerusalén Ocampo Alameda era pariente en segundo grado del diputado Esteban Ojeda Ramírez, por ser la pareja de su hermano Enrrique Ojeda Ramírez y madre de su sobrino, quien inició operaciones al igual que la presente legislatura y su único cliente es el Congreso del Estado.

Hay que recordar que la complicidad también es un delito, si Milena Quiroga quisiera realmente investigar hubiera iniciado por enviar un expediente al órgano de Fiscalización Interna del Congreso del Estado y hubiera iniciado un procedimiento inmediato, pero no, se ha dedicado a minimizar esta investigación periodística, sin darle cause a la realidad y protegiendo a sus compañeros diputados, que ha decir verdad no tienen defensa.

Si la razón, es que el olvido sea el sepulcro de estos temas de presunta corrupción, me temo que la gente no olvida y los nombres de estos actores políticos cada vez quedan más taladrado en el ambiente ciudadano, quienes exigen una aclaración y no una justificación o una salida “Política”, como lo han querido hacer ver estos tres legisladores y como se le dijo a Enrique Peña Nieto y al mismo Felipe Calderón, si no pueden, renuncien.

La Charla editorial escucha sus comentarios en @LeyvaMurillo en twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *