10 años de PAN

Jesús Leyva Murillo

  • A 10 años del triunfo de Marcos Covarrubias, ¿En qué cambio BCS?
  • El legado Covarrubias que logró la alternancia.

 

Hoy sábado 6 de febrero se cumple 10 años de aquel triunfo de la “Alianza es Contigo” que encabezaba Marcos Covarrubias Villaseñor, aquel joven político avecindado comundeño que venía del PRD y que rompió con la mafia del poder de la izquierda de ese momento.

¿Dónde nació esta alianza? Marcos Covarrubias había sido designado en octubre del 2010 como candidato del PRD en una noche polémica en la cual el Consejo Político lo eligió, dejando en el camino a Luis Armando Díaz y a René Núñez que igualmente querían la nominación, las hordas perredistas, lo eligieron su candidato por ir arriba en las encuestas, pero se repartieron vorazmente las alcaldías, las diputaciones y regidurías, lo cual no aceptó Covarrubias Villaseñor, puesto que representaba cargar con un lastre.

Esa misma noche, como elegido como candidato decidió romper y buscar fuera del PRD, una candidatura, recibió ofrecimientos por parte del PRI, de Nueva Alianza y decidió encabezar una alianza entre el Partido Acción Nacional y el Partido de Renovación Sudcaliforniana (PRS) en la llamada “La Alianza es Contigo”.

Llegaba a un partido que desde 1993 no había logrado mucho y se había conformado con ser un partido que iba por las “pluris”, salvo algunos destellos en Loreto y en una ocasión en Mulegé, pero llegaba con el empuje de tener la popularidad y el arrastre que logró vencer una pugna interna, pero que logró convencer a muchos de los panistas y posteriormente logró abanderar una causa que ya urgía un cambio en Baja California Sur.

El 6 de febrero con un PRI que quería regresar, pero que experimentaba con un candidato sin experiencia que era Ricardo Barroso y con un PRD desmoronado y desgastado por la figura de Luis Armando Díaz logró vencer en las urnas, el comundeño Marcos Covarrubias, que ganó con el triunfo en sólo una alcaldía (Comondú) y con un 9 diputaciones locales.

En votos la Alianza es Contigo (PAN-PRS) encabezada por Covarrubias Villaseñor obtuvo el 40.35 % de los votos con 97mil 786 sufragios; seguido de la alianza Unidos por Baja California Sur (PRI-PVEM) que encabezó Ricardo Barroso y que obtuvo 81 233 votos; y en tercer lugar el partido en ese entonces en el poder y que acababa con 12 años de izquierda en Baja California Sur, al obtener 51 mil 877 votos Luis Armando Díaz en la alianza Sudcalifornia para todos del PRD-PT que representó el 21.41 % de los votos, el PAN no ocupó de los votos del PRI para vencer a la izquierda, por el contrario.

Una campaña que las redes sociales estaban en pañales, en la que se innovaba con Facebook y youtube, en donde los medios tradicionales aun jugaban un papel importante, pero que la gente ya iniciaba a manifestar su opinión en estas plataformas digitales.

Marcos Alberto Covarrubias Villaseñor llegó por primera vez en la historia a hacer un gobierno de 4 años y 5 meses, para homologar las elecciones con las federales intermedias de nuestro país, por lo que gobernaría del 5 de abril del 2011 al 10 de septiembre del 2015.

En una ocasión, me dijo Marcos Covarrubias, el año y medio que me faltaría para completar el sexenio, lo voy a compensar con el año que se pierde por iniciar la curva de aprendizaje y voy a iniciar a hacer gestiones desde que sea gobernador electo, y los otros seis meses los ganaré al final, cuando la mayoría de los gobernantes piensa que ya se van, voy a trabajar hasta el último día de mi mandato, así lo hizo, trabajó en gestiones incluso hasta el mismo 10 de septiembre del 2015.

Su legado fueron haber pavimentado más de 120 kilómetros de calles con concreto hidráulico, que la gente estaba cansado de ver el mundo de baches en las principales avenidas, concluyó la carretera pacífico norte, gestionó y concluyó dos presas en Comondu (la Higuerilla, Ahora Alberto Andrés Alvarado Arámburo) y en Los Cabos (La Palma), que logró captar un importante volumen de agua, vital en esta región del estado. Pero el principal legado que dejó Marcos Covarrubias fue su cercanía con la gente, el contacto directo con la población, ese que difícilmente se veía en política y logró quitar la imagen del político inalcanzable que hasta entonces tenía los políticos de la época.

En esta historia de PAN en Baja California Sur, un año después en el 2012, llegó una derrota, el efecto Peña Nieto en el país, en el que regresaba el PRI a Los Pinos, hacía que Ricardo Barroso e Isaías González Cuevas ganaran la senaduría de la República venciendo la fórmula de Carlos Mendoza Davis y Lupita Saldaña, aunque Carlos Mendoza sería senador por el principio de primera minoría.

Fue en el 2013, en el debate de la reforma Hacendaria propuesta por el entonces Presidente Enrique Peña Nieto, desató una gran lucha en Baja California Sur, por la defensa del incremento llamada “No + IVA” que encabezaba el entonces senador Carlos Mendoza Davis y los diputados federales Francisco Pelayo y Arturo de la Rosa, una causa que encabezó por todo el estado y que la gente la tomó como suya. Fue en la votación de esa reforma en la que los Senadores Ricardo Barroso e Isaías González Cuevas votarían por incremental y homologar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en Baja California Sur, incrementando este impuesto del 11 al 16 por ciento, lo cual acabó con la carrera política de ambos, una traición que se la cobrarían en el 2015 al PRI.

El 20 de agosto del 2014 inició una gran guerra de bandos que dejaba una estela de muertes en las calles, los priístas que era gobierno federales, decía esta pelota no es mía y vendían que el PAN tenía una responsabilidad, pero la ciudadanía manifestó que esa guerra era entre ¨Malosos” no era contra la ciudadanía, por lo que puso más el impacto del IVA, que impactó entre todos los ciudadanos que una guerra entre bandos. Mientras los enemigos de Marcos Covarrubias (del PRI) hablaban de mitos urbanos de que el gobernador vivía en el cuartel, el entonces gobernador seguía haciendo giras  y mantenía una cercanía con la población.

Así fue como en el proceso electoral del 7 de junio del 2015, Carlos Mendoza logró vencer desde el PAN con el 44.77 % de los votos con 110 mil 448 sufragios nuevamente a Ricardo Barroso Agramont, de la coalición PRI-PVEM-PANAL que obtuvo 86 mil 869 votos con 35.21 % de los votos, en tercer lugar el PRD con Jesús Druk González, con 21 mil 108 votos que representaban el 8.56 % de la votación y en cuarto lugar el entonces naciente partido MORENA con Víctor Castro Cosio con 15 mil 824 votos.

Marcos Covarrubias volvía a ganar, ya que su trabajo hizo que posicionara la marca y logró consolidar una cercanía con los y las sudcalifornianos.

Por el lado contrario, la factura del incremento del IVA se la pasaron al costo a Barroso Agramont, que como candidato del PRI perdió todo, el PAN habría ganado la gubernatura con Carlos Mendoza, los Cinco Ayuntamentos, dos diputaciones federales y 15 de 16 diputaciones locales.

El nuevo tropiezo del PAN llegó en el 2018, cuando el efecto Andrés Manuel López Obrador en todo el país hizo que los partidos tradicionales colapsaran y Baja California Sur no fue la excepción, la marca MORENA arropó todo, en un juego de la democracia en el que hemos dado cuenta con no fue bueno, como en el 2015 haber votado todo por el PAN, ni en el 2018 haber votado por todo MORENA.

MORENA llegó como una “tómbola” sin oficio político, ganó tres alcaldías, las dos senadurías, dos diputaciones federales y 15 de 16 diputaciones locales, quienes sin estar preparados para gobernar iniciaron un saqueo del cual en otra entrega hablaremos.

En el hoy, el PAN proyecta una alianza con su enemigo acérrimo e histórico, en la soberbia política de creer que ocupa los votos del PRI descuidando el voto silencioso y siempre decisivo de los indecisos, esos que no tienen compromiso político con nadie, pero que sí decide elecciones, en una llamada Alianza mal trecha que han denominado “Somos mas por BCS”. Hoy el riesgo de esa alianza a sumado y purificado a Ricardo Barroso como uno de los candidatos a la capital del Estado, aquel que anteriormente se le llamó traidor y que fue desgastando su imagen, al dejar a su paso traición en quienes lo apoyaron y hoy se conduce directo a su tercer derrota.

Las cosas han cambiado, en el PAN, el iniciador de ese proyecto que le dio la victoria hoy hace 10 años y es recordado con agrado, pero ocupa venir a poner orden con su liderazgo o van acabar con lo que inicio hoy hace 10 años. El enemigo ahora se llama MORENA y las condiciones son otras,  difícilmente la gente vuelva a votar institucional por un proyecto, por lo que ahora cada candidato tendrá que demostrar trabajo y hacerse responsable de su proyecto, si su intención es ganar. Tanto en MORENA, como en el PAN las principales fuerzas políticas tienen un gran reto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.
More information on Akismet and GDPR.