Micrópolis Por Bertoldo Velasco Silva   ¡No estaba muerto!

Micrópolis Por Bertoldo Velasco Silva

 

¡No estaba muerto!

 

Octubre 19 del 2020

 

Pues los pronósticos que aseguraban de que Morena se alzaría con el triunfo en las elecciones ayer en los estados de Hidalgo y Coahuila, pues no… decían que el PRI estaba muerto, tampoco. Refrendó triunfos y tal parece, según los últimos resultados que daba la noche de ayer, el dirigente nacional del tricolor “Alito” Moreno Cárdenas, arrasaron en esas entidades. Aunque podemos decir también, que no fue un triunfo priista por sí mismo, porque mucho tuvo que ver en ello, las pírricas acciones del gobierno federal, y este resultado a 8 meses de las elecciones en 15 estados del país, puso a temblar no solo al partido en el poder, sino al mismísimo López Obrador, que ya no haya la manera de cómo aparecer en la boleta electoral el 6 de junio del 2021.

Ya lo hemos escrito en varias ocasiones y con el resultado electoral que se dio en esas entidades federativas, la respuesta se dio en favor del PRI, que en estos estados gobierna, porque de parte del gobierno federal, no ha dado resultados. Esa carga lo hemos dicho, que llevarán aquellos que surjan como aspirantes a la gubernatura, a las presidencias municipales, a las diputaciones locales y federales el próximo año, no solo en Baja California Sur sino en las otras 14 entidades donde habrá elecciones del 6 de junio del 2021, pues está muy pesada. López Obrador y Morena están enviando a sus soldados a una guerra sin fúsil, como dice el dicho.

Tan solo en Coahuila, donde se eligieron 16 diputaciones de mayoría relativa, todas fueron para el tricolor, ninguna Morena. En el estado de Hidalgo, según la última información del Programa de Resultados Preliminares (PREP), arroja que el PRI se llevó 27 alcaldía; el PAN y aliado PRD, 11; para Morena y sus aliados PT, POVEM y PESH, 9; además de otros partidos y participantes independientes. Es decir, no ganó Morena como se esperaba.

Y estos resultados, no los esperaba el presidente de la República, porque según él, contaba con el 85 por ciento de la aprobación de los mexicanos. Ya vimos que este resultado lo desmiente. Y también, se cayeron los pronósticos de las empresas encuestadoras que favorecían con el triunfo mayoritario de Morena en esas entidades.

Ahí está la respuesta de los habitantes de dos entidades de la República, y a como se observa este panorama, es lo que puede acontecer en 6 de junio próximo. La caída de la economía a menos 18% del PIB, la pérdida de 12 millones de empleos, la pésima atención que le ha dado a la crisis del coronavirus que ya ha costado la vida de más de 86 mil pesos (de lo que se sabe solamente); el cierre de millones de empresas por culpa del Covid-19 y la desatención del gobierno federal por apoyar la reactivación económica; la falta de atención al campo, la pesca, los recortes presupuestales a programas de salud; la eliminación de los 109 fideicomisos para hurtar los 68 mil millones de pesos para disponerlos para las obras faraónicas del sexenio como el tren maya, la refinería dos bocas, el aeropuerto de Santa Lucía, y para la entrega de becas a los ninis en su plan de compra de conciencias o de la llamada clientelar, que como se vio, en esas entidades no le funcionó.

Y esa carga, la tendrán a sus espaldas todos los candidatos de morena que competirán en las elecciones del próximo año. Mucho tendrán que revertir, sobre todo, aquellos que como los diputados locales de Morena, que llegaron a la curul de “raite”, como bien los califica el abogado Ramón Alejo Parra Ojeda, ya que convirtieron a la actual legislatura en la peor de su historia, y en donde afirma, “las lealtades fueron a los partidos políticos, no a los ciudadanos”, pero también a los titiriteros que los estuvieron manipulando.

Son precisamente estas actitudes y la falta de resultados hacia el pueblo, lo que acabará con las aspiraciones de los abanderados de Morena, y tendrán que batallar lo doble para convencer a una ciudadanía que esta harta de no tener resultados del gobierno federal que eligió.

Mucho se le prometió a la ciudadanía, y todos se quedaron esperando. Si este resultado catastrófico para Morena, no pone a pensar a López Obrador para que empiece a gobernar y se deje de ocurrencias y pelearse con fantasmas, con los medios de comunicación, con los empresarios, y estar inventando cortinas de humo para no dar resultados, pues lo que pasó ayer en Coahuila como en Hidalgo, puede ocurrir en las 15 entidades del país que tendrán elecciones el domingo 6 de junio del 2021.

Y si allá en esas entidades el PRI que es gobierno, no dejó que ganará Morena, en Baja California Sur, la alianza PAN-PRI-PRD-PRS-Humanista, le van a pegar otro susto. Porque cuando menos se observa, estas organizaciones políticas han coincidido en un solo objetivo: derrotar a Morena en el 2021, y tal parece que en las mesas de negociaciones, no están encontrando dificultades, como sucede con los morenos, donde hay una guerra sin cuartel por las candidaturas.

Esa, es la diferencia, y eso, es lo marcará la diferencia en el 2021.

Si Coahuila e Hidalgo, fueron apenas un laboratorio político o un preámbulo, para lo que será el 2021, agárrense, porque estas alianzas se están cocinando en varias entidades del país, y mucho les ayudara a obtener buenos resultados, porque su principal promotor, es el mismo López Obrador, ya que a dos años de su mandato, cero resultados ha ofrecido a los mexicanos, aunque muchos de sus seguidores sigan diciendo, como grabadoras, lo contrario. La verdad, no se puede ocultar.

Por lo pronto, el PRI, se apunta con el primer triunfo, y sus ánimos impulsaran a otras entidades donde el tricolor es gobierno, y en otras, como el caso de BCS, tendrá que sumarse. Y para morena y el mismo Obrador, el resultado de ayer, no es un “compló”, es la realidad. Ya veremos que dice en las mañaneras.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.
More information on Akismet and GDPR.