Micrópolis Por Bertoldo Velasco Silva – Morena, un partido que vulnera derechos políticos

Micrópolis Por Bertoldo Velasco Silva

 

Morena, un partido que vulnera derechos políticos

 

“Pancho” Pelayo aventaja con 10 puntos porcentuales en las preferencias electorales al profesor Castro Cosío. Candidato de Morena a la gubernatura, no presentó gastos de precampaña política y niega que haya hecho actos de proselitismo, pero nadie le cree.

Marzo 31 del 2021

 

La marca Morena se hunde cada vez más. Las divisiones, las traiciones, el vulnerar los derechos políticos de la militancia como de simpatizantes, el utilizarlos vilmente, el engañarlos, el timarlos, y sobre todo el avergonzarlos y humillarlos ante la sociedad, han provocado una desbandada de morenistas hacia otras fuerzas políticas, son los factores que pesan en el ánimo que quienes en este partido, van a la búsqueda de los diversos cargos de elección popular en disputa para el 6 de junio.

No solo fue por violencia política en razón de género contra la mujer sudcaliforniana, sino también fue al desprecio a los verdaderos morenistas, aquellos que trabajaron desde su fundación en la entidad, quienes se vieron avasallados por aquellos tránsfugas de partidos que salieron huyendo del PRI y del PAN, porque fueron escuchados y atendidos sus caprichos personales, pero encontraron refugio en Morena, donde hasta candidaturas a diputados y regidurías les dieron.

En esas razones están fundamentadas nuestra percepción, porque no hay alguien que aguante tanto desprecio a sus personas como las que han emigrado de Morena a los otros partidos políticos, provocando severos boquetes a las esperanzas de triunfo del que ahora es su candidato a la gubernatura, el profesor Víctor Castro Cosío, quien también, es responsable de este desorden en su partido, porque aunque lo niegue, influyó para imponer candidatos a alcaldes (La Paz con Milena Quiroga Romero o en Los Cabos con Oscar Leggs Castro), pasando por encima de otros que a lo mejor, tendrían mejores posibilidades de triunfo.

Como resultado de este desorden como de desprecio a la militancia, de acordar en cofradías los cargos de elección popular, de timar a la militancia con supuestas encuestas para dar a conocer falsos resultados, ha provocado la caída de su candidato a la gubernatura, Castro Cosío, como lo muestran los estudios demoscópicos de las encuestadoras quienes levantaron estos estudios el último fin de semana, donde dan muestra de la baja en las preferencias electorales de 10 puntos porcentuales de su abanderado morenista frente a su principal adversario de la alianza del PAN-PRI-PRD-PRS y Partido Humanista, Francisco Pelayo Covarrubias.

Cómo no se va ir a la baja el abanderado morenista a la gubernatura, su al momento de su registro como tal ante el Instituto Estatal Electoral, se hace acompañar del principal enemigo de las mujeres, el misógino Alberto Rentería Santana, quien por calidad moral, debió renunciar a su cargo como presidente interino del partido en el estado, el al momento en el que los tribunales Electorales tanto local, regional como nacional, le ratificaron la sanción como un violentador de los derechos políticos en razón de genero de la alcaldesa cabeña con licencia, Armida Castro Guzmán, que precisamente por este hecho, hubo de emigrar hacia el partido Verde Ecologista, donde la ex morenista, es ahora candidata a la gubernatura junto con el diputado Carlos Van Wormer Ruiz, que aspira a la alcaldía de Los Cabos.

A los seguidores del profesor Castro Cosío como a la militancia morenista, no quieran echarle la culpa de esa caída en las preferencias electorales a los medios de comunicación, sino a sus propias actitudes de soberbia y prepotencia con que han llevado a cabo este proceso de elección de candidatos, en los que como lo dice Porfirio Muñoz Ledo, optaron por los advenedizos del PRI, que a quienes ya han adquirido derechos partidarios desde su fundación, y que hoy, fueron despreciados para favorecer intereses personales, de amiguismo, de compadrazgo, de grupo y hasta familiares. No nos endilguen a los medios de comunicación, su mea culpa.

A diferencia de Morena, con los de enfrente, el proceso al menos, la llevan en paz, síntoma de la cohesión partidista, del entendimiento y del interés mostrado por encima del partidista, donde han confluido los cinco dirigencias, 3 de ellos nacionales y dos locales, que por cierto, cobijaron a su abanderado a la gubernatura Francisco Pelayo Covarrubias a la hora de su registro ante el IEEBCS, y al que asistieron además, como testigos de honor, el expresidente Felipe Calderón Hinojosa y el ex gobernador Marcos Covarrubias Villaseñor.

Con “Pancho” Pelayo, no solo asistieron sino también ofrecieron su abierto apoyo al candidato de esta alianza de partidos denominada “Unidos Contigo”; Jesús Zambrano, dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática: Alejandro Moreno, del Partido Revolucionario Institucional y Marko Cortés, líder del Partido Acción Nacional.

Por el lado de Víctor Castro, solo asistió el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado. ¿Por qué no asistió el líder nacional del Partido del Trabajo? Suponemos por el cochinero de las “encuestas”.

Respecto a las preferencias electorales, los resultados que arrojan los estudios levantados por Arias Consultores, le da una amplia ventaja al candidato de la alianza Unidos Contigo, de 12.9 puntos porcentuales por encima de su adversario morenista Castro Cosío. Mientras que Reporte México, le da ventaja a Pancho de 10.6 puntos porcentuales sobre el profe Víctor. Y así, las tendencias en la mayor parte de las empresas encuestadoras. No son reportes de medios de comunicación, sino de empresas que se dedican a levantar este tipo de estudios.

Para muestra, solo pondremos a la de Reporte México, donde también se califica al presidente de la República Andrés Manuel López Obrador como al gobernador Carlos Mendoza Davis. Pero adjuntamos una más, donde Ricardo Barroso Agramont, candidato de la alianza Unidos Contigo, le lleva una amplia ventaja a su adversaria de Morena-PT, Milena Quiroga, con lo que se demuestra que mientras en Morena hasta descalificaciones hay entre ellos mismos por las asignaciones de las candidaturas, en la alianza Unidos Contigo, están trabajando lo suyo. Y esa, es la gran diferencia que se manifiesta en las preferencias electorales de las empresas encuestadoras, y repito, nada tienen que ver los medios de comunicación. Aunque digan que “la gallina ya no será nuestra”, porque se entendió la indirecta, pero recuerden, el sol, no se puede tapar con un solo dedo.

Microtemas. ¡Víctor Castro no justificó gastos de precampaña! Ahora resulta que el señor Castro Cosío no hizo precampaña política y que por ello no debe presentar los gastos que realizó ante el árbitro electoral. Vaya excusa, cuando afirma que su nombramiento en el partido, previo a su registro como candidato a la gubernatura, fue de Coordinador de los Trabajos de la Defensa de la Cuarta Transformación en la entidad. ¡Háganme el regrandísimo favor! ¿A quién le quiere ver la cara este señor?

Este señor afirma que no hizo precampaña y que por ello no necesitó justificar ante el Instituto Nacional Electoral (INE), gastos de prerrogativas partidistas en este sentido, justificando que el título bajo el cual ha recorrido la media península, de Coordinador de los Trabajos de la Defensa de la Cuarta Transformación, lo amparan ante este hecho.

¿Qué no se dio cuenta este maestro que los que fueron candidatos a la gubernatura por los estados de Michoacán y Guerrero, por su partido, les sacaron “tarjeta roja” y los eliminaron de la jugada precisamente porque no presentaron sus gastos de precampaña?

Como candidato ahora, tiene la obligación de rendir cuentas claras sobre su precampaña, y vaya que se le cuestionó severamente cuando fue funcionario federal, el que realizara labores de proselitismo político y cuando fue “Coordinador de los Trabajos de la Defensa de la Cuarta Transformación”, para decirlo claro, precandidato a la gubernatura, ¡claro que recorrió el estado, desde Cabo San Lucas hasta Guerrero negro haciendo labor de proselitismo! ¿A quién quiere engañar este maestro? Aunque haya dicho: “No, yo no hice precampaña. Yo lo único que puedo decir es que no presenté gastos de precampaña, porque no tuve precampaña”.

El candidato a gobernador de BCS, señaló que “no está haciendo nada fuera de la legalidad. No tengo ningún temor; nada teme el que nada debe, y yo no le debo nada a nadie, ni al banco”, afirmó quien dejó embaucado al Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de La Paz (OOMSAPAS), por más de 20 millones de pesos, y que por esa razón, fueron cancelados privilegios para la ayuda en materia de infraestructura hidráulica, de este municipio de La Paz.

¿Ustedes le creen al profesor Víctor Castro Cosío, de que no hizo precampaña política? Si no la realizó tampoco hizo gastos, ¿Cómo es que se movilizó de costa a costa y de Cabo San Lucas hasta Guerrero Negro? ¿Nos lo podría explicar?, porque sería algo extraordinario que no gastara un solo peso ni en combustible, en alimentación, en hospedaje, en pago a personal que lo acompañaba, en los gastos menores, etc, costos que se erogan en cualquier tipo de campaña, aunque esta haya sido una precampaña.

¿O a poco estará pecando de ignorante de las leyes, como lo quiere hacer ver su presidente de la república y el de su partido, que cuando les perjudica, atacan al árbitro electoral?

En este sentido, hay que ver el desarrollo de esta anomalía, si infringió la ley, los órganos electorales deben aplicarse, o de lo contrario, estos órganos electorales estarán en contubernio con esta ilegalidad.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.
More information on Akismet and GDPR.