MICRÓPOLIS / Por Bertoldo Velasco Silva – Las deudas multimillonarias

MICRÓPOLIS / Por Bertoldo Velasco Silva

 

Las deudas multimillonarias que le heredaron gobiernos panistas al gobierno de Víctor Castro, 9 mil 164 millones de pesos. Exorbitantes gastos en viáticos, combustible, pagos de servicios de telefonía celular, renta de autos como de casas. Dio tan solo, un pequeño vistazo del manejo de los recursos financieros del pasado, pero la auditoria va, dijo.

 

Ayer, el gobernador Víctor Castro Cosío, nos dio una información, de esa confidencial que los gobiernos panistas nos escondieron a los sudcalifornianos, de cómo malgastaban los recursos financieros, producto del pago de los impuestos del contribuyente, tan solo, en gastos del ejecutivo estatal para este 2021, ascendieron a 206 millones de pesos, pero entre ambos gobiernos, dejaron una enorme deuda que para el tamaño del estado, es una bofetada a la inteligencia, nada más y nada menos que de 9 MIL 164 MILLONES DE PESOS.

En un informe que dio a conocer el Ejecutivo estatal, dio un pormenorizado detalle en qué se gastaban los dineros del pueblo que debieron administrar con prudencia, transparencia y honradez, pero se sirvieron con la cuchara grande utilizando los recursos en gastos que inflaron, aunque legales, pero inflados, en los rubros ya señalados, como en la compra de 9 vehículos suburban blindados, la renta de la casa del gobierno en la ciudad de México, pagando 100 mil pesos mensuales cuando la Casa del Estudiante sudcaliforniano carecía de todo.

Si ponemos en la balanza sobre qué opinaría la ciudadanía respecto a esta información que ayer proporcionó el mandatario sudcaliforniano, mal, pero muy mal quedaría sobre todo, el gobierno de Carlos Mendoza aún y con todos esos trofeos que le dieron a su mandato en los tres últimos años, gracias a empresas encuestadores que al erario le costaron una fortuna para encaramarse en los primeros cinco lugares como de los mejores gobiernos estatales del país, pero ahora sabemos su costo, 500 millones de pesos al año. ¿Y de qué le sirvieron si su gobierno fue duramente criticado por su soberbia, arrogancia y desprecio a la población? Y un claro ejemplo de ese castigo fueron las elecciones del 2018 como las recientes del 6 de junio pasado.

Millones de pesos que no se sabe hasta la fecha, en que se invirtieron, porque aún no inicia la auditoría que se aplicará a las dos administraciones pasadas para saber si hubo delitos que perseguir y proceder en consecuencia. Por lo pronto, nos quedamos asombrados de esa danza de millones de pesos utilizados, según lo dijo el propio Víctor Castro, en la compra de combustible, en la renta de vehículos como de casas, o en la compra de esas suburban blindadas cuando el Hospital Juan María de Salvatierra requiere urgentemente de reparaciones, o como el de apoyar al campo sudcaliforniano, principalmente el del Valle de Santo Domingo, o en la construcción de presas, represos y obras de gavión, para retener las aguas broncas que generan las lluvias para alimentar los raquíticos mantos acuáticos del estado.

En una nota aparte, bajo el título ¡Gobiernos panistas dejaron una deuda de 9 mil 164 millones de pesos: Víctor Castro”, que Usted Estimado lector puede leer, en https://analisisbcs.com/2021/10/14/gobiernos-panistas-dejaron-una-deuda-de-9-mil-164-millones-de-pesos-victor-castro/ , damos cuenta de ese informe que ayer proporcionó el gobernador Víctor Castro Cosío, acompañado de la Secretaria de Finanzas y Administración Bertha Montaño como del titular de la Unidad de Comunicación Social, Vladimir Torres.

En esa conferencia de prensa, afirmó que por ello, su gobierno estatal viene aplicando una política de austeridad y del correcto ejercicio de los recursos públicos, que permita combatir la corrupción y evite la impunidad. “La idea de la austeridad no es solamente un principio político, es una forma de mejorar la atención a los ciudadanos”.

El gobierno de Víctor Castro va iniciando. Apenas lleva 35 días, pero dejó fijada como política pública, su principal responsabilidad, el manejo transparente del gasto público, y qué mejor, como el dar a conocer el salario que percibirá como gobernante, el cual ascenderá a 85 mil pesos mensuales. En tanto que los secretarios de estado percibirán, 75 mil pesos; los subsecretarios, 65 mil; los directores generales, 60 mil; los directores de área, 40 mil; los coordinadores, 35 mil y jefes de departamento, 18 mil pesos. Pero ese plan de austeridad, también contempla el control de plazas laborales, por lo que no habrá nuevos ingresos y se dará de baja a quienes tengan menos de 10 años y no desempeñen ninguna labor.

Otra de las cuestiones que dejó muy claras, es que los funcionarios ya no recibirán bonos especiales, ni habrá nóminas secretas, ni pagos complementarios u otro tipo de gratificaciones, y para que se cumpla ese objetivo, dijo que habrá una estricta vigilancia interna y externa en el gasto de los recursos.

Este asunto de la política de austeridad como del correcto manejo de los recursos públicos, va en serio para combatir la corrupción y evitar la impunidad, al tiempo de que lo que se ahorre, tendrá un fin definido, el cual será para aplicarlos en programas u obras que beneficien al pueblo sudcaliforniano.

En esa nota periodística, damos un pormenorizado detalle de lo que ayer dijo el gobernador. Ojalá y se cumpla.

Por eso resulta insulsa la protesta del aún dirigente estatal del PAN, Carlos Rochin, cuando pretende defender lo indefendible, ante las evidentes muestras del enorme gasto que hizo el gobierno de su aun jefe Carlos Mendoza. Por cierto, ¿qué no ha renunciado a esa dirigencia después de su desastroso papel durante los comicios del 2018 y los del 6 de junio pasado, donde los que fueron candidatos lo culparon de esas derrotas? Es pregunta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.
More information on Akismet and GDPR.