Micrópolis Por Bertoldo Velasco Silva – Irresponsabilidad ciudadana

Micrópolis Por Bertoldo Velasco Silva

Irresponsabilidad ciudadana

Julio 06 del 2020

Ayer domingo, se rompió el récord de personas contagiadas por coronavirus en el mundo, con 11 millones, 125 245, y cobró 528204 víctimas. En nuestro país, las cifras no son nada alentadoras: 74 mil 387 sospechosos; 252 mil 156 confirmados y 30,369 decesos, está última cifra es muy elevada, que lleva a ubicar a nuestro país, en el ranking mundial como el número 5; y el tercero a nivel continental. Por lo que se refiere a Baja California Sur, las estadísticas que nos muestra la Secretaría de Salud a través del portal en internet, hay 65 sospechosos; 929 activos; 748 recuperados y 90 defunciones.

Son cifras todas ellas que alarman, y que nos deben hacer reflexionar de que el virus, es una realidad latente, ya que aun hay personas que niegan su existencia, y en otros, que es un ardid gubernamental para tener a todos en cuarentena.

En Baja California Sur, el gobierno de Carlos Mendoza Davis, al saberse de la existencia del coronavirus, creó un decreto y se dispuso de una organización interinstitucional, para tratar frenar los contagios. Se estableció un semáforo sanitario, en el que se miden las etapas por las que se encuentra el virus en la sociedad, y que por ello, permitió la reapertura de las actividades minera y de la construcción y después algunas esenciales, siempre y cuando, se cumplieran los protocolos de protección tanto de trabajadores como de consumidores.

El caso es que quienes están inmersos en esta actividad, si cumplieron con esas medidas de sanidad, caso contrario pasó con la sociedad en general, que importándoles un rábano la salud de los demás, salieron en tropel a centros de diversos y balnearios, abarrotándolos e incumpliendo con la sana distancia y la protección con cubrebocas.

Hay que señalarlo, los gobiernos estatal y municipales, cumplieron y de manera constante, promoviendo por todos los medios posibles, las medidas de sanidad a que deberían sujetarse todos los ciudadanos. Pero hubo mucha irresponsabilidad ciudadana. Los contagios aumentaron; los hospitales empezaron a recibir más enfermos de este mal y los decesos por Covid-19, también aumentaron.

En el caso de La Paz, el alcalde Rubén Muñoz Álvarez, por cuerdo de su mesa de seguridad en salud, determinó el cierre de playas de manera definitiva y hasta nuevo aviso, a partir del pasado viernes 3 de julio, toda vez que estas sobrepasaron los límites de aforo impuestos, para ocupar solo el 30 por ciento de la capacidad de cada balneario. Y la gente se quejó, por esta afirmativa decisión, para proteger la salud de la población. Sin embargo, mucha de esa gente irresponsable que acudió en demasía a las playas, se quejaron sin razón alguna. Vaya, no pensaron que es en su favor.

Lo lamentable de ello, es que no se le entiende a la gente, si la proteges, se queja, si no lo haces, también. El chiste era protestar, y hasta culparon al alcalde de violentar la Constitución General de la República, al decir que las playas son del pueblo de México y no tenía porque asumir esa postura de cerrarlas.

Quién les entiende.

En Los Cabos, la alcaldesa Armida Castro Guzmán, no tomó esa decisión de cerrar las playas, pero si medidas más efectivas para evitar que estas rebasen el aforo señalado, o de lo contrario, la situación será más estricta.

Los números que ofrecimos al inicio de esta entrega, son oficiales, los aporta la Secretaria de Salud, y deberían tomarse muy en cuenta, porque si bien, a lo mejor son engañosos porque en México no se han contabilizado realmente la cantidad de decesos provocados por el coronavirus, es más alarmante aún, y la ciudadanía debería tomarlos con mayor seriedad, y respetar, todas las medidas de protección que ha lanzado el gobierno estatal para proteger la salud de todos los sudcalifornianos, residentes y turistas -estos que han empezado a arribar a la entidad-, para al rato, no saturar los hospitales y luego no haya lugar para ser atendidos como ya está ocurriendo en otras entidades del país, por culpa de esa irresponsabilidad ciudadana.

Si no respetamos y nos amoldamos a la nueva normalidad, al rato no tendrán por qué quejarse de que no haya camas suficientes para ser atendidos en los hospitales. Ah, y después, no le echen la culpa a los gobiernos de que no hacen nada para frenar esta pandemia. En el ciudadano responsable, está el frenarlo, porque si Usted se cuidad, cuida a los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.
More information on Akismet and GDPR.