MICRÓPOLIS / Por Bertoldo Velasco Silva – Estallan los problemas a Milena Quiroga

MICRÓPOLIS Por Bertoldo Velasco Silva

 

Estallan los problemas a Milena Quiroga

 

Milena Quiroga Romero se niega a transparentar el uso y destino de los recursos que el pueblo paceño paga a través de sus contribuciones. A cambio, el pueblo recibe deficientes y pésimos servicios públicos. A pesar de estar molestos con la alcaldesa, regidores de Morena, le siguen sirviendo de tapete.

A pesar de que la mayoría de regidores en el Ayuntamiento de La Paz están inconformes y molestos con las actitudes de soberbia e incapacidad para gobernar de la presidencia municipal, poco o nada pueden hacer, pues algunos de ellos le siguen sirviendo de tapete a Milena Quiroga Romero, quien sigue sin dar explicaciones sobre el uso y destino de los recursos financieros que aporta la población a través del pago de sus contribuciones; y el pueblo, a cambio, no recibe nada, pues no se ve mejora alguna en los servicios de agua potable, de seguridad, de recolección de basura, de alumbrado público, de arreglo de caminos rurales y vecinales, de bacheo y de cercanía con la población.

Regidores que se han acercado con este Analista Político para platicar sobre la gobernanza municipal, nos confirman lo que la ciudadanía sigue pensando: “creíamos que no podía llegar alguien peor a la alcaldía de La Paz, pero sí, llegó y nos está afectando. Ya no sabemos cuál gobierno municipal ha sido peor, si los anteriores alcaldes o la actual”. Tiene mucha gente inexperta en el gabinete, además de intolerante y soberbia -empezando por la jefa de ellos-, que no saben escuchar consejos ni se dejan asesorar.

Lo primero que cuestionan los regidores es la falta de razón de la alcaldesa cuando se aumentó en 10 mil pesos mensuales el sueldo, cuando la política de austeridad republicana del gobierno federal y del estatal, emanados de la Cuarta Transformación, es reducir los altos salarios. Después, se proclamó presidente del Comité de transparencia, cargo que debe ocupar un tercero y no la misma persona que se va a juzgar, pues no puede ser juez y parte, por eso ¿cuál transparencia en esta administración municipal? Luego vino el indiscriminado aumento a las tarifas de agua potable, y remató con otro incremento al impuesto predial. Acciones todas ellas impopulares y que vienen a lesionar la economía familiar de los paceños, Pues cuando la presidente municipal habla de austeridad – y aquí cabe el dicho aquel-, esta solo se practica en los bueyes de mi vecino, y no en los propios. Además de despedir a mucha gente, así como lo ha hecho sin indemnizarlos de acuerdo a la ley, así contrata nuevo personal, el mismo que junto con la mayor parte de los funcionarios municipales, desconocen cómo funciona y opera la maquinaria del ayuntamiento, por eso, está dando malos resultados. Es decir, te quitó a ti para poner a mi gente.

En este sentido, no se sabe nada de las nuevas contrataciones laborales, pero se nota el ingreso de nuevos trabajadores y vaya que son muchos, lo que viene a engrosar la nómina municipal en detrimento de su economía. Así, no alcanzan los recursos. Menos se economiza, aunque siga culpando a la población de que el Ayuntamiento este quebrado económicamente, a los que votaron por ella el 6 de junio del 2021, y que ahora los traiciona con esas actitudes y esos aumentos en las tarifas de agua potable como del predial. Es decir, no hay austeridad alguna en los planes del Ayuntamiento de La Paz.

Cuando los regidores y mucha gente a través de redes sociales le exigen a la alcaldesa municipal la rendición de cuentas claras, hace oídos sordos. Para muestra, un botón. A los ediles que hacen este tipo de solicitudes, los deja con un palmo de narices. Cuando le preguntan a la alcaldesa cuándo va a transparentar el uso de los recursos públicos, esos que solo debe administrar y entregar buenas cuentas a los contribuyentes paceños que lo pagamos, no dice ni pío.

Hay varios elementos reales que confirman nuestro escrito. En la historia del DIF La Paz, que conozco personalmente desde 1979, ya que la considero el área más sensible del ayuntamiento, jamás los trabajadores municipales, todos, se habían levantado en protesta exigiendo la destitución de su titular, y esto, apenas a tres meses iniciado esta administración municipal.  

Algo está muy mal para que la gente se tenga que levantar “en armas” exigiendo la cabeza por intolerante, soberbia y tiránica, a la persona que está al frente de esta institución.

La señora presidente municipal para tratar de solucionar esta situación, se reunió con los trabajadores antes de finalizas el mes de diciembre. El problema, dicen los trabajadores sindicalizados y de confianza, es que Milena Quiroga llegó con desplantes autoritarios, intolerantes y muy soberbia, al pretender convencerlos que el error era de los trabajadores, no de la directora del DIF como de las subdirectores y coordinadores operativos. Es decir, minimizó el problema y en un pretendido proceso democrático al que quiso cachirulear la alcaldesa, pues le salió el tiro por la culata y la votación fue unánime: ¡Que se vayan! Perdió la señora presidente. Pero es fecha que insiste en que se queden sus protegidos, pero esto solo va a agravar la situación entre ella y el sindicato de trabajadores burócratas.

No conforme con todas estas anomalías municipales, a la señora presidente municipal de La Paz, está por estallarle otro conflicto. Y todo por falta de experiencia, capacidad y por no dejarse asesorar.

Al ayuntamiento de La Paz que encabeza Milena Quiroga, se le ocurrió crear la dirección General de Gestión Integral de la Ciudad,  por ello pido a mis caros lectores, si alguien sabe qué significa o para qué sirve, se los voy a agradecer, porque en cuanto me indicaron el nombre de esa “dependencia municipal” quedé sorprendido por su título y por aquella persona que lo inventó, para aglutinar a tres dependencias municipales, quesque según, para generar ahorros financieros. Es así, que las antiguas direcciones generales de obras públicas, asentamientos humanos, de desarrollo urbano y ecología, fueron fusionadas en este muy creativo invento de “Gestión integral de la Ciudad”, a cuyo cargo, a opinión de expertos, por el tipo de dependencias que aglutina, debe ser encabezada por un ingeniero o un arquitecto.

No, hubo otra distorsionada decisión, de designar a una psicóloga, todo porque vino recomendada de la Ciudad de México. Me pregunto, y creo que lo harán Ustedes también, que ¿nuestro Instituto Tecnológico de La Paz, no genera suficientes profesionistas de esa materia como para hacerse responsable de esa dependencia municipal? ¿Por qué Milena Quiroga no aprovechó a ese talento sudcaliforniano? Ojalá y me puedan responder aquellos que en esta difícil época, como ingenieros o arquitectos, no cuentan con trabajo por culpa de la pandemia y de políticos como Milena Quiroga que prefiere a la gente de fuera a lo que BCS produce y de buen calidad.

Solo nos queda preguntar, ¿hay falta de experiencia, de capacidad de formación y académica y política, del por qué la administración municipal de La Paz no da resultados?

En cuanto a los regidores de oposición, al igual que los propios de Morena, se han vuelto muy complacientes con las determinaciones a capricho que destila y con soberbia, la alcaldesa de La Paz. ¿Acaso podrán los regidores poner un alto a esa desorganizada administración y frenar el daño que le hacen a la población de La Paz?

Es pregunta, y se las dejo de tarea.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.
More information on Akismet and GDPR.