Hable cómo habla – Giovanny Carlos | Taxistas Engañados

Hable cómo HablaPor Giovanny Carlos

Taxistas Engañados

Los taxistas festejaron con gritos de vikingo que los diputados de Morena desecharan la Ley de Movilidad para Baja California Sur. Lo que nadie les dijo es que nada cambia: Uber, y otras plataformas digitales seguirán operando con normalidad. ¿Entonces qué festejaban?

Para que quede claro y nadie se diga engañado, los diputados desecharon la Ley de Movilidad porque, dicen, tenía algunos vicios. Sin embargo, también hay que aclarar que los diputados no blindaron a los taxistas porque las plataformas digitales seguirán operando con cierta normalidad.

Ahora, según la diputada Milena Quiroga Romero, preparan una nueva ley de Movilidad, dejando en claro que ésta, ni ella misma están en contra de las plataformas digitales. ¿Entonces?

Llama la atención que la diputada hable de una nueva Ley de Movilidad sin fijar fecha para ser presentada, y dejando entrever que en ella caben taxistas y Uber. Digamos que este jugando con cuchillos lanzados al aire.

Lo único que ganaron los diputados de Morena es exhibir a los taxistas -y transportistas- en su ignorancia: festejaron lo que ellos creyeron fue una victoria cuando esto no es así ya que seguirán compartiendo el pasaje.

Si yo fuera diputado no asumiría un costo político como el de votar en contra la Ley de Movilidad sin tener otra propuesta que ofrecer. Se trata de hacerle ver al pueblo que algo no se votó por cierta razón, pero que se tiene una propuesta alternativa inmediata derivado de que el tiempo apremia. Sin embargo, esto no ha sido así. No de esta forma clara y tajante.

Pudiéramos creer que el gran perdedor sería el usuario del transporte -taxi y/o Uber-, pero esto tampoco es así. El perdedor, en este caso, fue el taxista, quien creyó que al desechar la Ley de Movilidad se extirpaba a Uber del estado, cuando en realidad TODO SIGUE IGUAL.

Ahora, ¿qué pasará con la Ley del Transporte? Si somos estrictos, y seguimos el discurso de Morena en cuanto a hacer valer la ley actual, nos quedaríamos sin transporte público ya que las unidades no cumplen con lo mínimo indispensable para prestar el servicio.

Por citar un ejemplo: Artículo 40.- Son causas para la revocación de las concesiones de servicio público de transporte, las siguientes:

VIII.- Por ser el servicio notoriamente deficiente o que las unidades carezcan de los requisitos mínimos de seguridad, comodidad, higiene o no esté en condiciones mecánicas adecuadas para la prestación del servicio… ¿aplicamos estrictamente la ley?

No se trata de satanizar el sentido de la votación de los diputados de Morena. Se trata de que ahora nos demuestren que, mientras ellos, según dijeron, encontraron una iniciativa de Ley de Movilidad llena de vicios, tienen la respuesta a las necesidades de los sudcalifornianos en cuanto el servicio del transporte público. De no ser así, los resultados en las próximas elecciones podrían ser catastróficos para la esperanza de México.

Si lo pensamos fríamente, la Ley de Movilidad, enviada por el gobernador al Congreso, protegía más al taxista que la propia decisión de desecharla. Lo anterior, ya que uno de los requisitos sería que las plataformas digitales y choferes tuvieran su registro fiscal en la entidad. Asimismo, los choferes de las unidades deberían estar registrados antes las leyes locales. Además, según el diputado Rigoberto Murillo, se ayudaría a los taxistas para que también contaran con sus aplicaciones para estar a la altura de la competencia.

Como dijo el gobernador Carlos Mendoza: no me están afectando a mí. Se afecta a miles de usuarios del transporte público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *