Sí hay antídoto para mordedura de víbora de cascabel en hospitales de BCS

  • En un reporte del departamento de zoonosis de la Secretaría de Salud, las unidades médicas del Estado cuentan con faboterápico para atender a pacientes afectados por mordedura de serpiente

Luego de que circulara información de que en los hospitales de la entidad, no contaban con antídoto contra mordeduras de víboras de cascabel, Monitor BCS pidió información a los hospitales generales de San José del Cabo y “Juan María de Salvatierra” de La Paz, quienes mostraron que si hay “faboterápico” para hacer frente a una situación que se presente en la población.

En el departamento de zoonosis de la Secretaría de Salud informaron que este antiveneno existe en los hospitales generales y en las unidades de salud del Estado, lo que garantice que si un paciente llega con un cuadro de envenenamiento por una mordedura de un reptil se pueda atender de inmediato.

Igualmente, se tiene el registro que en el presente año se han presentado cuatro casos en el estado, por mordedura de víbora en las diferentes unidades de salud de la entidad, que han sido atendido con este antídoto, que ha permitido salvar vidas humanas.

En el hospital Juan María de Salvatierra, informaron a Monitor BCS que en los medicamentos en el área de urgencias del mosocomio cuentan con este antídoto.

De igual forma el hospital general de San José del Cabo informó que de igual manera  cuenta con el antídoto, lo que les permite estar atentos ante un caso.

El antídoto más usado en la entidad es un faboterápico, que es anti veneno que se basa en la parte fab del antícuerpo que se une específicamente al antígeno que produce el envenenamiento, que considera menos reacciones alérgicas y es mucho más efectivo para cada tipo de veneno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.
More information on Akismet and GDPR.