“Por violencia política de género, dirigentes priistas sudcalifornianas respaldan los señalamientos realizados ante las autoridades correspondientes”

 

 

El pasado 5 de julio del presente año, Layda Sansores, gobernadora de Campeche, condujo un programa, donde afirmó que tenía en su  posesión material íntimo de las integrantes del Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de  Diputados.

Las legisladoras subrayan que los señalamientos de la funcionaria pública afectan sus derechos  humanos, son misóginos y violentan la dignidad de todas las mujeres señaladas en el escrito.

Ante la agresión y amenaza que sufrieron las 35 diputadas federales del PRI por parte de Layda  Sansores, gobernadora de Campeche, en un programa de televisión que se transmite en medios  institucionales y redes sociales, quien afirmó que tenía en su posesión material íntimo de las integrantes del grupo  parlamentario priista en la Cámara de Diputados, las legisladoras interpusieron una queja ante la  Comisión de Derechos Humanos de distintas entidades federativas.

“La aseveración realizada por la gobernadora representa una seria y grave afectación a nuestros  derechos humanos, pues a través de sus señalamientos misóginos estaría violentando la dignidad  de todas las mujeres señaladas en este escrito de queja y se está vulnerando nuestra privacidad e  intimidad”, subrayan las legisladores. 

Este hecho, advierten, no solo es posiblemente constitutivo de delito, sino que son actos de  violencia mediática, violencia institucional, violación directa y fehaciente a los derechos  fundamentales.

Por lo anterior, solicitaron una investigación pronta y eficaz que lleve a la identificación y  enjuiciamiento de los posibles responsables de violaciones a sus derechos humanos y el  esclarecimiento de los hechos.

 

En consecuencia, la secretaria general del PRI BCS, Roxana Higuera, manifiesta su apoyo a las legisladoras priistas y señala que es lamentable y condenable la actitud de la gobernadora Layda Sansores; sobre todo en estos tiempos donde van más de 3 500 feminicidios en el país, y las mujeres se encuentran como nunca en una situación vulnerable debido a la ineficacia del gobierno para resolver este problema.

 

Arely Amador, dirigente en BCS del Movimiento Territorial priista, se une al reclamo de justicia y respeto a las legisladoras priistas y la dignidad de todas las mujeres de nuestro país. Afirma que es incomprensible la falta de sororidad de Layda Sansores, pero aún más incomprensible que esté gobierno siga siendo indiferente e incluso descalifique la lucha que millones de mujeres realizan para defender sus derechos, su dignidad y su vida.

El presidente priista en BCS, Fabrizio del Castillo, manifestó su acompañamiento en esta lucha y defensa de los derechos y la dignidad de las mujeres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.
More information on Akismet and GDPR.