#LaCharla editorial por Jesús Leyva M. – Milena: Candil de la calle oscuridad de su casa

#LaCharla editorial por Jesús Leyva M.

Milena: Candil de la calle, oscuridad de su casa

De todos es sabido de los pocos y sanos oficios que realiza la diputada de Morena y presidenta de la junta de gobierno del Congreso del Estado de Baja California Sur, Milena Quiroga Romero aliada con Homero González y Esteban Ojeda, quien lejos de tener un actuar en favor de la población, sólo ven por sus intereses de los de su bancada, que se ha dedicado a saquear literalmente ese poder legislativo.

Mientras la legisladora, trató de poner orden al interior del órgano legislativo intentando de imponer un reglamento punitivo, sin consultar a la base trabajadora, que además iba en contra de la Ley para los Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado y Municipios de Baja California Sur al tratar de imponer horarios quebrados y otras obligaciones, olvidándose que los reglamentos no pueden estar por encima de una Ley, la legisladora como presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado no ha puesto orden en los temas de presunta corrupción que se han denunciado ante ese mismo órgano.

La legisladora y coordinadora de la fracción de Morena, ha creado un entorno al interior del Congreso del Estado en el sentido de fracturar una relación con los trabajadores del Congreso, logrando unanimidad en el paro de labores en días pasado cuando se trataba de imponer este reglamento. Lo que no recuerda Milena Quiroga, que no son sus empleados, son sus compañeros de trabajo por tres años, ya que al término de la XV legislatura, como empleados colaborarán con otros ciudadanos que sean electos, como ha sido por años, incluso durante su vida laboral, todo es transitorio, pero eso no lo recuerdan los legisladores que tienen la cabeza llena de Humo, mareados y embriagados de poder.

Pero insisto, la legisladora ojalá realmente ponga orden en los días que lequedan como presidenta de la Junta de Gobierno y coordinación Política, ya que la cuñada del diputado y secretario de la Comisión de Cuenta y Administración, Esteban Ojeda, aun sigue vendiéndole insumos de oficina y cómputo al Congreso del Estado cometiendo un delito señalado en el artículo 3 fracción VI de la Ley de Responsabilidades Administrativas del Estado y Municipios de Baja California Sur en el que señala como Conflicto de Interés: La posible afectación del desempeño imparcial y objetivo de las funciones de los Servidores Públicos en razón de intereses personales, familiares o de negocios.

Milena Quiroga al ser omisa se vuelve cómplice y debe de perdida darle seguimiento ente la Auditoria Superior del Estado, en vez se justificar a los legisladores envueltos en posibles actos de corrupción como Esteban Ojeda y Rigoberto Murillo, que fueron denunciados por un ejercicio fraudulento.

La legisladora trata de poner orden ante la opinión pública, pero para la sociedad pesa más poner orden en quienes se han visto favorecidos en el manejo de los dineros del pueblo y del dinero que les tocó administrar como servidores públicos, de ahí el descrédito que se ha hecho la presente legislatura, no somos los medios y factores externos al Congreso, ni mucho menos enemigos políticos, quienes se han favorecido de la truculenta “Pésimo Quinta legislatura”, han sido a pulso ellos, los diputados de la llamada “juntos Haremos Historia”, quienes con sus pleitos internos le han hecho daño y han logrado una parálisis legislativa, el tiempo y el pueblo sabio los llamará a cuentas.

Leo sus comentario en twitter en @LeyvaMurillo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *