Balconeando Por Alejandro Barañano – Legisladores “Chairos”

Balconeando por Alejandro Barañano

 

Tal parece que hay quienes no entienden que criticar lo actual no te hace cómplice de lo anterior, como haber criticado lo anterior tampoco te hace partidario de lo actual.Ser inconforme con el pasado y con el presente no te hace ni “chairo”ni “fifi”, te hace un ciudadano pensante y responsable, necesario para una sociedad desarrollada que lucha constantemente por mantener sus libertades y derechos.

Pero lo que si provoca desazón, repulsión e incluso náusea es la manera tan irracional, insensata y hasta repugnante por el modo de actuar de los diputados que conforman la bancada del Movimiento de Regeneración Nacional en el Congreso del Estado–tantos hombres como mujeres-pues sin sustento alguno no dejan de atacar a los que siguen ejerciendo su derecho a la crítica, a los que aspiran a un gobierno de calidad -o cuando menos acotado y responsable-lo que los convierte por obviedad el legisladores “chairos”, o sea, en una especie de defensores a ultranza de los políticos en turno, simples miembros de una manada, de una congregación que venera a un pastor a cambio de un sentido de pertenencia y de una falsa seguridad.

Lo digo porque la mujer que llegó a donde se encuentra por obra y gracia divina y no porque esté realmente preparada para el cargo que ostenta, María Rosalba Rodríguez López,soltó una arenga por demás atropellada que alguien le redactó para que lo leyera sin tan siquiera recapacitar, atacando sin ton ni son a la Presidenta de la Mesa Directiva del Periodo Legislativo que recién comienza.

Quien se dice ser hacedora de leyes, acusó sin sustento alguno–con pura palabrería “chaira”-que la diputada Daniela Rubio Avilésincurrió en reiteradas violaciones a la Ley Reglamentaria del Poder Legislativo, esto al responder desde el sitio que ocupa las participaciones de sus compañeros diputados sin inscribirse previamente, además de que aseguró que lo hacía con ventaja por tener el micrófono, abusando y promoviendo las discusiones en forma de  diálogo prohibidas.¿O sea que para María Rosalba mientras Homero González Medrano mantuvo esa misma posición no aplicó la misma dosis pero con sus peculiares dejos de altanería, egolatría y soberbia que le caracteriza? ¡Qué poca memoria demuestra tener la “doñita”!

Lo que lo pobre y mal informada diputada de Morena debería de saber es que la ahora presidente del Congreso del Estado tiene amplias facultades para conducir las sesiones y deliberaciones, y si no lo cree entonces que lea–o que se lo lean cuando menos-lo que se señala claramente en los artículos 40 y 41 de la Ley Reglamentaria.

Además, al igual que todos los diputados, Daniela Rubio Avilésgoza de la prerrogativa de que las opinión que manifiesten en el desempeño de sus funciones, jamás podrán ser reconvenidas;esto basado en lo que se establece el Artículo 33 de esa ley, pues antes de ser presidenta de la Mesa Directiva es diputada con los mismos derechos y atribuciones de todos, lo que la hace no ser un monigote de otros diputados como parece es el caso de la legisladora “chaira”.

Tan es así, que no muestra capacidad alguna para darse cuenta que está equivocada al creer que la presidenta de la Mesa Directiva solo debe de conceder el uso de voz a sus homólogos como si fue una figura de adorno, y más aún no poder hablar u opinar sobre el desarrollo de  las sesiones.

La creciente polarización en el Congreso del Estado está atrofiando definitivamente la convivencia social, pues para los de la bancada de Morena o eres de la mafia del poder sino eres simpatizante de la Cuarta Transformación; en otras palabras, o eres “fifí”o eres “chairo”.

Los puntos de vista en ambos bandos son aniquilantes, provocan linchamientos mediáticos, familiares y hasta laborales. El terror sistemático produce obediencia silenciosa. ¿Qué sigue o qué quieren que siga?La verdad no lo sé.

Muchos motivos tenemos los mexicanos para sentirnos frustrados por el grado de desempleo que existe, la inseguridad galopante, la violencia sistemática en contra de las mujeres, un desarrollo económico cero. Tal parece que los dioses del Olimpo se confabulan para que vivamos feliz, feliz, feliz aunque el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática tenga otros datos; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *