Atiende Comisión Federal de Electricidad gestiones del gobernador

  • Instalará CFE cuatro plantas generadoras más en territorio sudcaliforniano para elevar su capacidad
  • A partir de octubre se llevan a cabo una serie de acciones para disminuir al mínimo las posibilidades de cortes de energía

En atención a las gestiones que realizó el gobernador Carlos Mendoza Davis ante directivos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el director de Operaciones de CFE, Carlos Andrés Morales Mar, visitó esta ciudad capital en donde comprometió el esfuerzo de la paraestatal para atender los problemas que enfrenta Baja California Sur con el suministro de energía, y terminar en el corto plazo, con los cortes que se han registrado durante los últimos días.

Luego de sostener una reunión en la que estuvieron representantes de los tres niveles de Gobierno, así como funcionarios de la CFE y representantes de sectores productivos, el ejecutivo estatal precisó que el problema en la entidad no es la generación de energía; sino deficiencias en el mantenimiento adecuado y oportuno a las plantas, por lo que la Comisión propuso una serie de acciones que inician en el mes de octubre con la recuperación de 42 megawatts lo que reduce las posibilidades de que continúen los cortes.

Para el mes de diciembre se traerán cuatro nuevas plantas que generan 138 megawattss y que estarán distribuidas en lugares estratégicas del Estado, agregó que para el invierno se reduce el consumo, y con ello la posibilidad de los apagones se vea más remota.

Para el próximo verano se tendrá mayor disposición de electricidad, pues además de los 138 adicionales más los 42 que se van a reinstalar, así como 100 megawatts adicionales que producirá la empresa privada que traerá gas natural a la media península. Además, la posibilidad de que la paraestatal pueda sustituir sus sistemas de combustión, pasar de combustóleo y diésel a gas natural.

Se prevé la instalación de una planta de ciclo combinado de 250 megawatts que para 2021 produciría 170 y para 2022, 80, lo que daría una capacidad total de mil 127 megawatts, suficientes para atender la demanda del servicio en la Entidad.

Mendoza Davis expresó su beneplácito de que con estas acciones se pueda cubrir la demanda que registre el Estado en los próximos años y que en un corto plazo se reduzcan los cortes en el suministro de este servicio básico para continuar impulsando nuestro desarrollo.

Otro paso inmediato será concretar la interconexión de BCS, ya que actualmente existen dos circuitos, uno que atienden las necesidades del norte del Estado y otro que integra a Loreto, Comondú, La Paz y Los Cabos, para que, a partir de eso, buscar definir el proyecto del cable subacuático que nos conecte con la red nacional.

Asimismo, se acordó la instalación de un órgano en el que participen las instancias gubernamentales de los tres niveles de Gobierno, la CFE y la sociedad para ir revisando las políticas energéticas en Baja California Sur, pues dada nuestra condición geográfica es importante que quienes tomen las decisiones escuchen la voz de los sudcalifornianos.

“Será un buen mecanismo para ir proponiendo a las instancias correspondientes cuáles son las mejores soluciones y alternativas para que esto que nos ha acontecido no vuelva a suceder”, comentó finalmente el gobernador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *